¡La muerte está aquí!

1 01 2011

ImprimirLA DAMA DEL ALBA

CASONA, Alejandro

Vicens Vives, 1996

Había una vez una familia que era muy feliz hasta que descubrieron en el río el pañuelo de Angélica y la dieron por muerta aunque en realidad no lo estaba. El que realmente sabía la verdad era Martín, su esposo. Un día llegó a casa una mujer y al verla, el abuelo supo que era la muerte y que venía a llevarse a alguien. Pero justo antes de cumplir su objetivo, la peregrina se había quedado dormida por lo que le dijo al abuelo que cuando pasara un tiempo volvería para cumplir su misión y que él mismo la llamaría. Meses después, en las fiestas de San Juan, y la peregrina ha regresado al pueblo. Allí encuentra a Adela, una hermosa muchacha que Martín había salvado. Pronto se da cuenta de que ella estaba sustituyendo a Angélica ya que toda la familia le había cogido mucho cariño y se parecía a ésta.

Al ver a la peregrina otra vez, el abuelo le suplica que no se lleve a Adela como hizo con Angélica pero la peregrina no sabe de qué está hablando el anciano; supo entonces que algo raro estaba pasando y que tenía que averiguarlo. Se escondió y escuchó una conversación entre Adela y Martín en la que él le decía el motivo por el que no podían estar juntos: su esposa aún estaba  viva. Después, todos los habitantes del pueblo salieron a disfrutar de las fiestas y parecieron olvidarse definitivamente de la peregrina y de Angélica… ¿qué ocurriría con las dos?

El autor de esta obra dramática es Alejandro Casona (Asturias, 1903 – Madrid, 1965), un escritor muy relacionado con el teatro desde su juventud: fue profesor, dirigió una compañía teatral y también trabajó como actor en alguna ocasión. En 1932 publicó Flor de leyendas, colección de leyendas clásicas y medievales, que le valió el Premio Nacional de Literatura y, en 1934 (año en que decidió dedicarse por completo al teatro) La sirena varada, por la que recibió el Premio Lope de Vega. Tras la Guerra Civil se exilió en México primero y en Argentina después, desde donde cosechó un gran éxito internacional. Allí publicó La dama del alba en 1944. Regresó a España en 1963, dos años antes de su muerte. Otras de sus obras más importantes son Los árboles mueren de pie, Nuestra Natacha y El caballero de las espuelas de oro.

Esta obra de teatro está ambientada en Asturias, en una zona rural en la que la magia y lo misterioso conviven con los habitantes de un pueblo. Te permite comprobar el miedo y el terror que hace sentir la muerte y ser consciente de que, sin saberlo, puede estar muy cerca de ti. Es una historia  muy interesante y uno de los mejores libros que he leído porque crea un mundo en el que se mezclan sucesos realistas y fantásticos con respecto a la muerte, que por un momento te hace pasar miedo e inquietud. Además consigue hacerte pensar que no se puede escapar de la muerte y que si lo consigues no será por mucho tiempo, pues la peregrina siempre te alcanza.

Lorena Cholca. 3ºB [IES Enrique Tierno Galván. Parla]

Anuncios

Acciones

Information

One response

16 06 2013
Sara Marín Anaya

Esta obra de teatro es uno de mis libros favoritos, ya que mezcla por un lado la magia y la muerte con el dolor de la perdida de un ser querido y la incertidumbre de los amores prohibidos. Es uno de esos libros que te introducen en la historia. Esta obra de teatro se la recomiendo a todos aquellos a los que le gusten las historias con magia, secretos, amor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: