Kalamake y su magia

7 07 2011

blog-t-stevensonLA ISLA DE LAS VOCES

STEVENSON, Robert Louis

Libros del zorro rojo, 2006

Kalamake era uno de los mejores magos, al que todos temían. Tenían una hija llamada Lehua que estaba casada con Keola, un hombre al que no le gustaba hacer nada. Todos los días se preguntaba de dónde sacaba tanto dinero Kalamake, hasta que una tarde éste le dijo que lo acompañase y tras hacer un conjuro con unos collares y una hoguera se vieron en la playa de una isla donde se podía recoger oro y hacerse así muy rico rápida y fácilmente.

Poco después, Keola fue a buscar una hierbas que Kalamake le había ordenado para realizar magia; en su recorrido vio a una chica a la que quiso hablar pero ella al escuchar voces y no ver a nadie salió corriendo. Pronto Kalamake huye y deja a su yerno tirado en una isla más pequeña, pero después aparece un barco que lo rescata. Pasa a bordo varios meses hasta que decide escapar, yendo a parar a la misma isla donde llegó junto a su suegro al principio. Contacta con una tribu y los indígenas de dicen que aquella tierra se llamaba “La isla de las voces”, ya que se escuchaban y no sabían de donde procedían, también le dieron una casa y lo complacían en todo. Pero su suerte cambió, y un día Keola se enteró de que lo querían matar por lo que decidió huir, sin embargo la tribu no está dispuesta a que se marche tan fácilmente de la isla…

Robert Louis Stevenson (Edimburgo 1850 – Samoa, 1894), autor de este cuento, es un conocidísimo escritor escocés del siglo XIX. Su niñez fue enfermiza y cursó, de manera incompleta, estudios de ingeniería en la Universidad de Edimburgo, licenciándose finalmente en Derecho, aunque definitivamente se decantó por la literatura. Parece ser que era un joven indisciplinado al que le gustaba más divertirse con los compañeros que estudiar. Sus frecuentes juergas y borracheras fueron minando su salud. En busca de un clima favorable para sus delicados pulmones, viajó continuamente, y sus primeros libros son descripciones de algunos de estos viajes. En un desplazamiento a California conoció a Fanny Osbourne, una mujer estadounidense divorciada, diez años mayor que él, con quien se casó. Poco después se dio a conocer como autor con su famosa novela La isla del tesoro (1883). Posteriormente pasó una temporada en Suiza y en la Riviera francesa, antes de regresar al Reino Unido en 1884, donde en tres años de estancia publicó dos novelas muy populares: La flecha negra y El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde. En 1888 inició con su esposa un largo crucero de placer por el sur del Pacífico que los condujo hasta las islas Samoa, donde murió. Entre sus últimas obras destacan El señor de Ballantrae y El náufrago. Su popularidad como escritor se basó sobre todo en los emocionantes argumentos de sus novelas fantásticas y de aventuras, en las que siempre se enfrentan el bien y el mal.

Este breve cuento sirve conocer más sobre la fantasía y leyendas de las islas tropicales y nos enseña a no ser demasiado ambicioso y a no aprovecharse de los secretos de los demás solo por conseguir beneficio propio. También nos hace ver que no se debe abusar de la magia porque puede resultar perjudicial. Aunque sea solo un relato fantástico te hace pensar que esto puede ocurrir en realidad: la avaricia y el egoísmo pueden conseguir que te sientas preso en una isla, perseguido por voces misteriosas y caníbales. Además este relato tiene también humor y descripciones de las islas, mientras seguimos la aventura del ambicioso Keola detrás de la que se encuentra Kalamake y su magia.

Lorena Cholca. 3ºB [IES Enrique Tierno Galván. Parla]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: