¿Comprensión? No, gracias

7 10 2011

DESEO DE SER PUNK

GOPEGUI, Belén

Anagrama, 2009

Belén Gopegui (Madrid, 1963) es una novelista y guionista española de cine que comenzó su carrera literaria en 1992 con la novela La escala de los mapas. Es una de las escritoras más destacadas de su generación y hasta el momento ha publicado ocho novelas, la más reciente Acceso no autorizado (Mondadori, 2011). Algunos de sus libros más conocidos son La conquista del aire (1998) y Lo real (2001). En 2009 publicó esta novela que aquí se reseña, en la que retrata con la música rock de la protagonista, el inconformismo de la adolescencia a partir de la voz de una joven de 16 años llamada Martina. Un año después de su publicación este libro ganó el VII Premio de Narrativa Española Dulce Chacón.

Martina va escribiendo sus sentimientos e intentando encontrar su sitio en el mundo, lo que deja claro ya desde las primeras páginas: “Creo que tener dieciséis años, llamarse Martina y no haber tenido música es un asqueroso desastre. Porque si la hubiera tenido sentiría que pertenezco a algún sitio, supongo”. Así pues, la música no es sólo un símbolo de identificación personal, sino un lugar donde se mezclan sonidos en los que cada uno busca sentirse representado. Martina se siente más identificada y a gusto con el rock, lo que explica su admiración por Iggy Pop, cuya fotografía se muestra en la portada del libro. Así como a la pequeña cita en la que dice: “desprecio, por ejemplo, a La Oreja de Van Gogh. Pero no les odio, no se lo merecen, ¿sabes?: «Mi corazón lleno de pena, y yo una muñeca de trapo», puagh, es una estupidez, babosa, me imagino a cualquiera oyéndolo mientras espera con el carro rebosante de yogures, detergente y jamón york en la cola del supermercado”. En primera persona, como una larga carta dirigida a un chico de su curso, la protagonista nos cuenta su relación con su amiga Vera, el recuerdo a la figura del padre de ésta y los desencuentros con sus padres, con los que choca con frecuencia.

Personalmente este libro ha sido uno de los que menos me ha costado entender, no se hace nada pesado y además la autora consigue ser capaz de entender y transmitir pensamientos, opiniones y situaciones de un adolescente cualquiera con su propia banda sonora. Cuando lo lees, llegas a pensar: “Anda, mira, como yo”. Te identificas con la protagonista y sus problemas. El efecto es tal que parecerá que estás leyendo tu propio diario o el de otra persona, por lo que no hay sitio para el aburrimiento en su lectura, la única manera de conocer la rebeldía e inconformismo de Martina, que busca su propia música y que no quiere comprensión.

José Manuel Peinado. 1º Bachillerato

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: