Fantasía en traje volador

13 01 2012

LOS ALEGRES VIAJEROS

LERME-WALTER, Marcelle

SM, 1997

Una niña llamada Rosalía ha desaparecido de Saint-Isidore, según parece, volando hasta el castillo de Plumalviento. Mientras un niño llamado Sebastián va a visitar a su tía Ursula que vive en un pueblecito del suroeste de Francia. Allí conoce a Ágata y a Artemisa Pimpante que era amiga de esta. Un día a la vuelta del colegio vieron un carromato de feria. La dueña del carromato, que se llamaba Alevoleta, les ofreció un artefacto volador por 7 monedas. Ellos lo compraron pero Ladronazo, criado de Alevoleta, les advirtió que tuvieran cuidado con el viento del Norte. Lo cierto es que Alevoleta era una bruja y les vendió los trajes porque quería secuestrar a los niños, como había hecho con Rosalía. Otro de los personajes es un burro que les llevó a la feria; se llama Zacarías y está poseído por aquella bruja, así que cuando se vuelven a montar en el carro les vuelve a conducir hacia la bruja y se pierden en el camino. Pronto encontrarán una mansión abandonada y recibirán instrucciones para tratar de salvar a Rosalía y llevarla de vuelta con su padre Albatros. La misión no será fácil…

Marcelle Lerme-Walter es una escritora francesa especializada en literatura para jóvenes. Su obra es más bien escasa, pues aparte de este libro solo publicó otro, titulado Los niños de Pompeya o el juego del rey (1968), que sin embargo no ha llegado a traducirse al español. En sus historias juega un papel importante la fantasía y sus protagonistas suelen ser niños que viven aventuras, como ocurre en la novela que aquí se reseña. Los alegres viajeros se publicó por primera vez en España en 1970 y fue un éxito dentro de la colección El Barco de vapor, llegando a imprimirse 16 ediciones hasta 1997.

Me parece una novela muy entretenida y llena de fantasía e imaginación. Los protagonistas son muy atrevidos, aunque a veces también pasan miedo. Algunos de sus mejores momentos ocurren cuando vuelan con sus trajes mágicos. También aparecen otros elementos fantásticos como escobas que vuelan o animales que hablan y ocasionalmente hay escenas de humor y suspense. No desvelaré el final, solo diré que es muy bonito y que hace justicia a esta historia en la que Sebastián y Ágata emprenden viaje hacia un lejano castillo y viven asombrosas aventuras. En resumen, esta es una novela que se sale de lo habitual, pues la fantasía se convierte en algo cotidiano en las aventuras de los niños protagonistas que con sus trajes voladores tendrán que enfrentarse a príncipes de la noche, brujas, hechizos, telarañas y murciélagos.

Patricia Pozo. 3ºC

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: