El eterno seductor

1 03 2012

DON JUAN TENORIO

ZORRILLA, José

Espasa Calpe, 2008

Esta obra de teatro nos relata las aventuras de Don Juan, un joven sevillano hijo de Don Diego Tenorio, que se enamora de Doña Inés, hija del comendador Don Gonzalo de Ulloa, y quiere conquistarla. El comienzo de la historia sucede en una taberna de Sevilla en carnaval. Don Juan hace una apuesta con otro caballero llamado Luis Mejía: comprobar en el último año quién había matado más y quién había seducido a más mujeres; gana Don Juan y su rival apuesta a su prometida, Doña Ana de Pantoja, y vuelve a perder. Don Juan, tras ganar la apuesta, visita en su convento a Doña Inés, después le manda una carta y ésta, al leerla, se desmaya, tras lo cual Tenorio ordena a su criado y a la abadesa que la lleven a su casa. Ya allí, pasado un tiempo, Luis Mejía aparece para retarle a un duelo a muerte, pero antes de batirse acude el Comendador con sus soldados.

Juntos los tres, Ulloa y Mejía luchan con Tenorio, éste consigue matar a ambos y poco después los guardias de Don Gonzalo entran y tratan de detener a Don Juan y a su criado, pero ambos escapan. Después de un tiempo, Don Juan regresa a su casa y descubre que se ha convertido en un panteón con esculturas de piedra de todas las personas que ha asesinado. Se le aparece el espíritu de Doña Inés y comienza a hablar con ella; después invita a cenar a su casa al capitán Centellas y a Avellaneda. Cuando están sentados en la mesa se aparece el espíritu de Don Gonzalo, pero Don Juan piensa que es una broma, poco después Don Juan ve un entierro que desfila por la calle… ¿De quién será?

El autor de esta obra teatral fue José Zorrilla (Valladolid, 1817 – Madrid, 1893) el dramaturgo más importante del Romanticismo español. Fue un hombre conservador y absolutista que comenzó a estudiar Derecho en la Universidad de Toledo, aunque abandonó la carrera para dedicarse al periodismo y a la literatura. Cultivó todos los géneros literarios: la lírica, la épica y la dramática. Como poeta destaca su obra “Granada” (1852), en sus leyendas sobresalen “Cantos del trovador” (1841), “La leyenda de Al-Hamar” (1847) y “La leyenda del Cid” (1882); entre sus obras teatrales sobresalen “El zapatero y el rey” (1840), “Traidor, inconfeso y mártir” (1849) y, sobre todo, “Don Juan Tenorio” (1844).

El Don Juan Tenorio de Zorrilla es la personificación literaria más conocida que se ha hecho de este legendario personaje, que ya había sido inmortalizado con anterioridad por grandes escritores como Tirso de Molina, Lord Byron o Moliere; incluso por el propio Mozart en una ópera. En mi opinión es un libro no excesivamente complicado, aunque está escrito en verso, lo que puede dificultar algo su lectura. El personaje que más me ha gustado ha sido el protagonista por su capacidad para seducir a las mujeres y además por ser un gran luchador. Os animo a leer este libro, porque es uno de los más importantes de la literatura española y además esta obra se representa en el teatro con bastante frecuencia.

Manuel Menéndez. 4ºC

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: