Nuestro gran padre Kim Il Sung

24 04 2012

PYONGYANG

DELISLE, Guy

Astiberri, 2006

Este cómic, basado en una experiencia real del propio autor, nos cuenta la estancia de un periodista canadiense en Corea del Norte, uno de los “ejes del mal” según George Bush, y el país más cerrado del mundo. Allí no existe la propiedad privada (para el pueblo llano) ni tampoco los derechos humanos. El protagonista (el autor mismo) llega al aeropuerto de Pyongyang, la capital del país, y lo primero que le hacen es revisarle su equipaje y quitarle el móvil. Lo hacen porque Corea del Norte es un país en el que está totalmente prohibida cualquier tipo de comunicación con el exterior, es decir, Internet no existe ahí. El protagonista no tarda nada en darse cuenta de que la lógica no funciona en ese “planeta”, por lo que se queda alucinado con un mundo tan diferente del que conoce. No se le permite circular libremente, y hay un “guía” que le acompaña (más bien le sigue) en todo momento. Todo es muy raro e incomprensible para él (y para nosotros). Mediante los episodios que va viviendo durante su estancia en el país podremos entender un poco sobre cómo se vive en Corea del Norte.

Guy Delisle (Quebec, 1966) es un dibujante canadiense, autor de cómics. Estudió animación en el Sheridan College, cerca de Toronto. Tras terminar los estudios, empieza a trabajar en 1986 en el estudio Cinégroup, en Montreal. Y después trabajó en varios estudios en Canadá, Alemania, Francia, China y Corea del Norte. Sus experiencias de trabajo en el mundo son el tema principal de sus novelas gráficas, entre las que destacan Shenzhen y Pyongyang. Estos dos cómics, reconocidos por la crítica como sus mejores obras y fueron publicados por L’Association y traducidos a múltiples idiomas incluyendo el español. Sus últimos libros son testimonio de otros de sus viajes: Crónicas Birmanas (2011) y Crónicas de Jerusalén (2012), ambos publicados por una editorial vasca especializada en cómics y novelas gráficas: Astiberri.

Creo que es un libro bastante interesante porque nos describe un país casi imposible de visitar. Además, lo hace utilizando un medio menos aburrido de lo habitual: el cómic. Así es mucho más fácil y entretenido entender realmente cómo viven en Corea del Norte, ya que nos lo explica de primera mano mediante sus propias experiencias. Leyendo este cómic pude ver un poco el pensamiento de los norcoreanos y para mí, que soy de Corea del Sur, ha sido muy chocante. También he pensado que no todos disponen de la libertad o los derechos que gozamos nosotros y que nos parecen tan normales, por lo tanto he podido tener una actitud de agradecimiento por una vida muchísimo más libre. Gracias a Pyongyang me he dado cuenta de lo peligrosa que puede llegar a ser la ideología de un gobernante y de las consecuencias que puede traer para los habitantes del país que dirige.

Woo Il Byun. 4ºC

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: