Media docena de historias terroríficas

29 11 2013

LOS MEJORES RELATOS DE TERROR

VV.AA.

Jaguar, 2002

Este libro incluye seis cuentos clásicos de terror escritos por importantes autores extranjeros del siglo XIX, que en general son bastante conocidos. El primero de ellos es El corazón delator, un relato del escritor estadounidense Edgar Allan Poe (EE.UU., Boston, 1809 – Baltimore, 1849). En él se nos cuenta la historia de un hombre que asesina a su amo por su siniestro ojo, que lo entierra debajo de la casa y que luego se delata ante la policía por oír los latidos del corazón bajo el suelo del salón. El siguiente se titula La cabellera y está escrito por Guy de Maupassant (Dippe, 1850 – París, 1893) y lo protagoniza un hombre que compra un mueble antiguo donde encuentra una cabellera de mujer de la que se enamora locamente hasta el punto de que acaba viendo a la muerta a la que pertenece esa cabellera. La tercera de las historias se titula El ladrón de cadáveres y es un cuento del escocés Robert Louis Stevenson (Edimburgo, 1850 – Samoa, 1894). Está protagonizado por Fettes, un estudiante de Medicina que participa en la profanación de tumbas y el robo de cadáveres para estudiarlos científicamente.

El siguiente cuento tiene como autor al irlandés Bram Stoker (Clontarf, 1847 – Londres, 1912), que escribió Drácula. El relato comienza así: “Próxima la época de exámenes, Malcolm Malcolmson decidió ir a algún lugar solitario donde poder estudiar sin ser interrumpido…” Ese sitio era La casa del juez, que da título al cuento, una vivienda terrorífica que perteneció a un magistrado, cuyo cuadro preside el salón de la mansión. El quinto relato del libro es quizá el más conocido: La pata de mono, de W.W. Jacobs (Londres, 1863 – 1943). Este objeto es un amuleto que permite a un anciano matrimonio pedir tres deseos pero que les traerán consecuencias fatales relacionadas con su hijo. Y por último, el libro incluye una historia de Saki (Birmania, 1870 – Somme, Francia, 1916) titulada La ventana abierta. Su protagonista es un joven llamado Nuttel, que va a pasar una temporada al campo para descansar. Allí una niña de quince años le conseguirá aterrorizar contándole la razón por la que siempre permanece abierta una de las ventanas de la casa y que no es otra que una misteriosa desaparición y la esperanza de un inminente regreso…

Este me ha parecido un libro muy interesante porque tiene un contenido muy entretenido y lleno de intriga, aunque no da excesivo miedo, pues la media docena de cuentos que se incluyen son en su mayoría más bien de suspense. Todos los relatos y autores que aparecen en el libro son verdaderos clásicos de la literatura de terror y suspense; se entienden bien y en general se leen muy rápido. Además la edición del libro está muy cuidada pues lleva alguna ilustración y tiene un formato grande. Lo que  no me ha gustado mucho es que algunos de los relatos sean tan breves, pues pienso que las historias que cuentan daban para más por lo que me habría encantado que fueran más extensos.

María López Martín. [IES ETG. Parla]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: