Un arte difícil de comprender

9 12 2013

EL LIBRO DE LOS CINCO ANILLOS

MUSASHI, Miyamoto

EDAF, 2006

El autor de este libro es un escritor y famoso guerrero japonés de la primera mitad del s. XVII. Su nombre es Miyamoto Musashi (1584 – 1645). Nació en la provincia de Harima en mitad de una guerra civil que asolaba su país. Pero lo que marcó la vida de este samurai fue la pérdida de su padre, llamado Munisai, que murió cuando él solo tenía 7 años. Musashi poseía un espíritu indomable, un carácter impulsivo, apasionado y ciertamente agresivo. A menudo se burlaba de la pericia marcial de su abuelo y como continuamente se buscaba problemas, éste decidió atarlo a un árbol para serenar su espíritu fogoso. Pero esto no surtió efecto y Musashi seguía teniendo su espíritu combativo, por lo que años después fue conocido como el “Kenkaku” (hombre de sable). A los 13 años se enfrentó a su primer combate contra un espadachín llamado Arima Kihé, que era experto en lanza y sable. Según se dice Musashi acabó con él (ya que era un duelo a muerte) de un golpe certero en la cabeza con una espada de madera. Con 17 años participó en la batalla de Sekigahara, en la que sobresalió por su ardor guerrero y valentía. A los 21 años se enfrentó contra el clan Yoshioka (matando a tres miembros de esta familia, entre ellos a un niño). Después creó una escuela llamada Nitten Ich Ryu y en el último periodo de su vida vivió retirado en un castillo y después se aisló en una cueva, momento en el que escribió “El libro de los cinco anillos”, dos años antes de su muerte.

Este libro tiene una enseñanza por encima de todas las demás: presta atención a todas las palabras y no lo leas si percibes que no vas a prestar atención al contenido del texto(o así lo he interpretado yo). No es un libro en el que te cuentan una historia, sino que más bien ofrece una serie de consejos o postulados que indican cuáles son las mejores técnicas para afrontar una batalla, una guerra…

El texto, considerado un tratado de artes marciales que puede aplicarse a la vida en general, se divide en cinco partes: el libro de la tierra, el libro del agua, el libro del fuego, el libro del viento y el libro del vacío y cada uno aporta distintas enseñanzas. El último de ellos, el llamado libro del vacío, señala un lugar donde no hay nada, y en el que por lo tanto es bastante difícil de aprender, ya que no hacer nada no es algo que esté incluido en el pensamiento y la actitud de las personas. En lo que respecta al libro del agua yo entendido lo siguiente: sé como el agua, es decir: moldeable; así pues adáptate a cualquier entorno: las montañas, valles… pero siempre teniendo un ánimo sereno. Este libro no es solo para samurais sino también para los generales de los ejércitos y para cualquiera que quiera conocer algunas estrategias para afrontar los diferentes retos que se le puedan plantear en su vida diaria.

La verdad es que sinceramente, este libro me ha gustado bastante, pero no me atrevería a recomendárselo a alguien sin saber si está interesado o no en el tema. A mí me ha parecido muy interesante por el simple hecho de que hay cosas que creo que las puedo poner en práctica en mi día a día. Por ejemplo: no hagas nada que no tenga utilidad o presta atención a los pequeños detalles. Estos postulados los utilizo cuando juego al baloncesto. La verdad este libro ha cambiado mi forma de pensar y de actuar.

Sergio Arroyo Duque. 4ºC [IES Isaac Albéniz. Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: