Niños convertidos en soldados

20 07 2014

EL JUEGO DE ENDER

SCOTT CARD, Orson

Zeta Bolsillo, 2006

Orson Scott Card (Richland, 1951) es un escritor estadounidense de narrativa de ciencia-ficción y aventuras. Sus obras más conocidas son: El juego de Ender, La voz de los muertos y El cofre del tesoro. A lo largo de su carrera ha recibido numerosos galardones entre los que se encuentran varios premios Hugo y Nébula como los de 1986 y 1985, respectivamente. El juego de Ender es el primer título de una serie de novelas, La Saga de Ender, en la que se encuentran: La voz de los muertos (1986), Ender el xenocida (1991), Hijos de la mente (1996), Ender en el exilio (2008). Aparte de esta saga, su más conocida, este autor también ha escrito La saga de la Sombra, La Saga de Alvin Maker y La Saga del retorno. Scott Card es de la religión mormona y uno de sus antepasados ha sido líder de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, lo que influye mucho en sus opiniones. Por ejemplo, est autor está en firme desacuerdo con cualquiera que apoye el matrimonio homosexual.

Ender era el tercer hijo de una familia en al que existía la tradición de ir a la Escuela de Batallajunto; en la que se formaban niños que en el futuro lucharían en la tercera invasión, una guerra contra los insectores que en otras dos ocasiones pasadas habían intentado invadir la Tierra. Como era tradición, Ender ya desde el principio fue destacado como superior por el comandante. Esto le molestó un poco ya que sus compañeros le comenzaron a tener envidia. Al llegar a la escuela comenzó a entrenar con los demás novatos en una práctica que consistía en que los reclutas entraban en un campo sin gravedad con pistolas y tenían que pasar por la puerta enemiga para ganar, pero todos llevaban una pistola que si te daba te paralizaba y te eliminaba del juego. Para ganar normalmente se hacían formaciones con la finalidad de proteger a alguien de los disparos. Debido al nivel superior de Ender, pasó a un pelotón serio que participaba en la Liga. Con el capitán tuvo serias discusiones así que acabó yéndose a otro en el que no había casi reglas. En este pelotón tuvo la oportunidad de demostrar sus habilidades y aprender.

Insatisfecho por no ser el capitán del equipo, creó el suyo propio con reclutas más inexpertos pero que aprendían más rápido. Con ellos ganó muchas batallas y llegó a clasificarse primero. Su equipo seguía mejorando y la envidia y el miedo crecía en los demás capitanes hasta que llega a tal extremo que su antiguo capitán, con el que tuvo discusiones, intenta asesinarlo pero muere él. Tras este suceso, Ender se desmotiva e intenta dejarlo. Pero en lugar de abandonar finalmente es trasladado a la Escuela de Alto Mando en la que participará en simulaciones de batallas contra los insectores. Por fin llega el día del examen final en el que demostrará que puede vencer a los insectores. Tras utilizar una formación nunca antes usada, gana la batalla y se proclama como vencedor en la Tierra. Los jueces se ponen extrañamente contentos, lo que hace sospechar a Ender. Al final se entera de que la batalla era real y no una simulación, lo que le deprime, ya que ha matado a toda una especie. Pero no todo estaba perdido porque Ender en la expedición al mundo de los insectores encuentra una crisálida de una reina insectora que da esperanza a esta raza…

En mi opinión este libro refleja una sociedad en la que el Gobierno o uno de los gobiernos más civilizados consigue engañar a la gente para que presente a sus hijos para ser soldados. No sé si el autor pretendía hacer una crítica pero me parece que el libro en general lo es. Principalmente hacia los gobiernos que apoyan la guerra o incluso la impulsan. También es una reflexión sobre hasta qué extremos llegamos los humanos para ganar, como engañar a niños inocentes para que sean asesinos. Yo creo que el problema es que si te pones a recapacitar sobre ello, te das cuenta de que hay posibilidades de que ocurra, que los gobiernos hoy en día solo piensan en sus intereses y no en los del pueblo. Además, pienso que introducir la competencia extrema a tan temprana edad es perjudicial y eso lo demuestra el autor en este libro. Como ejemplo tomo el suceso con el ex-capitán de Ender: él intenta asesinarle y acaba muriendo. Para reforzar la crítica, el autor condena indirectamente el hecho de que los niños soldados existan hoy en día.

Iván Fernández Díaz. 3ºA [IES Isaac Albéniz, Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: