Secuestrada

3 09 2014

3096 DÍAS

KAMPUSCH, Natascha

Aguilar, 2011

Natascha Kampusch (Viena, 1988) era una niña austriaca que vivía en las afueras de su ciudad natal con su madre, ya que sus padres estaban separados. Era una pequeña de diez años bajita y regordeta que tenía una vida bastante normal hasta que el 2 de marzo de 1998, cuando se dirigía al colegio y fue secuestrada en una furgoneta blanca por un hombre llamado Wolfgang Priklopil, que al parecer era un enfermo mental.

Priklopil la mantenía escondida en un zulo que él mismo había construido en su residencia y del que nadie conocía su existencia. Allí la sometía a malos tratos que la autora explica en este libro, como palizas, rodillazos en el estómago, bofetadas, días en la más absoluta oscuridad y hambre, mucha hambre. Además la rapó el pelo y a veces la subía a su casa y la obligaba a fregarla semidesnuda como si fuera una esclava, aunque en ningún momento abusó sexualmente de ella (al menos eso es lo que la protagonista y narradora afirma).

El motivo por el que Priklopil secuestró a Natascha no está muy claro pero todo apunta a que como era un enfermo mental necesitaba a una persona sumisa que obedeciera todos sus caprichos, cumpliera las decisiones que tomaba y que dependiera de él las 24 horas del día, porque se quería sentir como un dios. La tenía amenazada por si intentaba huir diciéndole que había una bomba en la casa que estallaría cuando fuera a salir o que mataría a todo aquel que la viera. Natascha estuvo secuestrada durante ocho largos años pero siempre intentaba ver el lado bueno de la situación en la que se encontraba y pretendía no ver al secuestrador como un villano sino como su único amigo, como la única persona que la hacía compañía. Tras su autoliberación, que se produjo el 23 de agosto de 2006, muchas personas la han criticado diciendo que padecía el síndrome de Estocolmo ya que no veía al secuestrador como tal, y muchos la han apoyado enviándole cartas de enhorabuena, regalos, mensajes de cariño… Su captor fue buscado intensamente, pero antes de que lo detuvieran se suicidó arrojándose a las vías del tren en las cercanías de Viena. El caso Natascha Kampusch es el secuestro más largo sufrido por una menor y del que logra escapar. Actualmente vive en Viena con su familia y continúa con sus estudios.

Este libro es la autobiografía de Natascha Kampusch que fue secuestrada durante ocho años y relata el calvario que sufrió desde el día de su secuestro al de su autoliberación. La verdad es que El al principio es un poco aburrido porque te cuenta su vida anterior al secuestro pero luego se va haciendo más interesante, sobre todo cuando explica las situaciones que vivió durante su captura. Es un libro que me ha producido escalofríos y sensaciones muy desagradables porque me he puesto a pensar que esto podría estar pasando en la casa de mi vecino de al lado y yo no lo sabría. Si quieres conocer más cosas de la historia de Natascha Kampusch y descubrir cómo se sintió durante los ocho largos años de su captura, tendrás que leerte el libro y sacar tus propias conclusiones sobre muchas preguntas a las que trata de responder la autora.

Yolanda Toka Bilelo. 4ºC [IES Isaac Albéniz. Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: