Hércules Poirot: ¿psicólogo o policía?

10 04 2015

PRIMEROS CASOS DE POIROT

CHRISTIE, Agatha

RBA, 2014

La autora de estos relatos es Agatha Mary Clarissa Miller (Torquay, 1890 – Wallingford, 1976), más conocida como Agatha Christie; fue una escritora británica especializada en el género policiaco, cuyo trabajo tuvo reconocimiento a nivel internacional. Los primeros pasos de Christie en la escritura fueron realmente difíciles y a menudo pensaba que sus ideas no eran buenas. Además de 66 novelas policiacas, también publicó seis novelas rosas bajo el seudónimo de Mary Westmacott y 14 historias cortas y obtuvo éxito con algunas obras teatrales como La ratonera o Testigo de cargo. Nacida en una familia de clase media alta, recibió una educación privada hasta su adolescencia y estudió en diversos institutos de París. Mientras trabajaba como enfermera durante la Primera Guerra Mundial publicó su primera novela, El misterioso caso de Styles (1920), donde introdujo por primera vez el personaje del detective Hércules Poirot. Su personaje se basó en otros dos detectives de ficción de la época: Hercule Popeau, de Marie Belloc Lowndes y Monsieur Poiret de Frank Howel Evans, un oficial de policía jubilado francés que vivía en Londres. Agatha Christie también construyó su personaje y le dio nacionalidad gracias a un grupo de refugiados belgas que se exiliaron de su país durante la Primera Guerra Mundial.

Primeros casos de Hércules Poirot es un compendio de 17 historias cortas policiacas. Como Sherlock Holmes, también Poirot tiene un compañero de aventuras, el Capitán Hastings sin cuya imaginación, el protagonista no podría solucionar los casos. Otro personaje que aparece repetidas veces junto a Poirot es el Inspector Japp, típico policía inglés “con buenas capacidades pero con falta de método”, según nuestro protagonista. La mayoría de los casos de este libro ponen a Poirot y Hastings en relación con gente de la alta sociedad británica, duques, vizcondes, altos cargos del Almiraztazgo… Todos recurren a Poirot cuyo poder para solucionar casos se basa en el uso de su inteligencia y en el conocimiento psicológico sobre todo de la víctima.

En algunos relatos, como en El robo de los planos del submarino, no hay víctimas mortales pero Poirot considera que ser acusado de un delito falsamente puede marcar toda una vida y decide limpiar el nombre, de Lord Alloway quien se ve sometido a un chantaje y por esto simula el robo de unos planos secretos para un submarino, pero para no perjudicar a su país, modifica los planos originales y da a los ladrones unos falsos. Poirot logra que le entregue a él los originales y devolverlos al servicio secreto. En La herencia de los Lemesurier se mezclan los asesinatos con la historia de locura familiar de una noble familia. La señora Lemesurier acude a Poirot porque su hijo mayor, Ronald, está sufriendo extraños accidentes. Al final es el padre de los niños el asesino, Hugo, enfermo mental, convencido de que el mayor de cada familia no podría heredar las tierras. ¿Cómo crece tu jardín? trata del asesinato de Amelia Barrowby, dueña de tierras y dinero que deja toda su fortuna a Katrina, la chica rusa que la cuida, y que es acusada de la muerte de su señora. Poirot demuestra su inocencia y atrapa a la asesina gracias a unas conchas de ostras que ve colocadas bordeando unas plantas en el jardín de la señora. Así se da cuenta de que la sobrina de Sra Barrowby había echado estricnina en las ostras y se las había dado a su tía. Para que no quedaran rastros, disimuló las conchas colocándolas en el jardín.

Primeros casos de Poirot es un libro muy entretenido, primero porque al ser de historias cortas es bastante adecuado para personas a las que no les gusta leer relatos muy largos. Además el personaje de Poirot es muy peculiar: egocéntrico pero muy astuto y siempre ve más allá de lo obvio. No sé si esto indica mucho valor literario pero lo cierto es que los libros de esta escritora se han vendido durante décadas. Los personajes son, obviamente por el tiempo que ha pasado desde que fueron creados, bastante anticuados en sus maneras de pensar y actuar, pero dan una idea bastante aproximada de cómo era parte de la sociedad inglesa de aquellas tiempos. Y finalmente, es que lo cierto es que las motivaciones para los asesinatos no han variado mucho con el tiempo.

Íñigo Gómez Sotres. 4ºD [IES Isaac Albéniz, Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: