El caso del doblón Brasher

1 09 2015

LA VENTANA SINIESTRA

CHANDLER, Raymond

Plaza & Janés, 1992

El autor de esta novela es Raymond Chandler (Chicago, 1888 – La Jolla –California–, 1959), un importante escritor estadounidense de novela negra. Tras la separación de sus padres a causa de que este era un maltratador, su madre le envió a Inglaterra para que recibiese una sólida formación literaria. Allí estudió en el Dulwich College de Londres (1900-1905). Después viajó a Francia y Alemania (1905-1907) y se nacionalizó británico en 1907. Tras un breve trabajo en el Almirantazgo, que abandonó a causa de no simpatizar con la conducta militar, trabajó como reportero para el London Daily Express y para la Bristol Western Gazette (1908-12). Publicó 27 poemas y su primer relato The Rose Leaf Romance antes de regresar a EE.UU. en 1912. Más tarde se instaló en San Francisco, donde aprendió contabilidad por correspondencia, y luego en Los Ángeles, con su madre, en 1913. En 1932 Chandler logró ser nombrado vicepresidente de un sindicato, pero perdió el puesto a causa de su alcoholismo, su absentismo y sus numerosas aventuras con las secretarias. En 1933, a los 45 años y en medio de la Gran Depresión, se dedicó por entero a escribir en “pulps” (populares revistas de ficción criminal impresas en papel barato). Su prosa tiene cualidades estéticas con un estilo característicamente irónico que abunda en ingenio, sobre todo en los diálogos. Gracias a él, la novela negra ganó una dignidad literaria desconocida hasta entonces. Después de haber escrito muchos relatos, a los 51 años publicó su primera novela: El sueño eterno (1939), donde Marlowe se mueve por la cara oscura de la soleada ciudad de Los Ángeles. Sin embargo, se considera que su mejor novela es El largo adiós (1953).

Esta historia comienza con la visita del detective Marlowe a la casa de la señora Murdock, ya que esta quiere contratarle para investigar la desaparición del doblón Brasher, una moneda única y ejemplar de incalculable valor que había poseído su difunto marido y el cual, en su testamento aclaraba que no podía ser vendida en ningún caso. Además negaba la autorización a cualquier persona para decidir qué hacer con ella, lo único que podían era custodiarla en una de las habitaciones de la casa con la mayor seguridad posible. La señora Murdock le detalla a Marlowe qué es lo que debe hacer y cuáles son sus sospechas; aunque para ella solo hay una sospechosa del robo: su ex nuera. Entonces el detective se pondrá en marcha en la investigación en la que se mezclarán policías corruptos, varios asesinatos y diversos sospechosos. El detective estará en el punto de mira de la policía ya que Marlowe siempre está en la escena del crimen en el momento menos oportuno. Lo más curioso será la aparición de la moneda en mitad de la historia lo que le lleva a pensar al protagonista si dicha moneda es la verdadera o es simplemente una imitación. Pero se dará cuenta que este caso va mucho más allá que la desaparición de una moneda y tendrá que utilizar toda su perspicacia e inteligencia para resolver el caso.

A mí esta novela negra me ha gustado muchísimo porque el autor sabe cómo hacerte sentir un participante más dentro de la historia, haciéndote disfrutar como si fueras un auténtico detective. Lo que más me ha gustado es una parte concreta en la que Marlowe reduce al hijo de la señora Murdock cuando este le intenta agredir tratando de darle un puñetazo en el mentón. En general es una novela policiaca estupenda que recomendaría a todo el que le guste o incluso aunque no sea muy aficionado a los relatos negros porque seguro que acabaría volviéndose un fanático de esta literatura.

David García Santos. 1º Bachillerato [IES Isaac Albéniz, Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: