El ladrón y su bebé

22 04 2016

LA ESTRELLA ROBADA

HIGGINS CLARK, Mary

RBA, 2011

La autora de esta novela es, Mary Theresa Eleanor Higgins Clark, más conocida como Mary Higgins Clark (Nueva York, 1927). Es una escritora estadounidense de novelas de misterio que estudió en la Universidad de Fordham y trabajó antes como azafata, secretaria y guionista. Inició su carrera literaria en el género de suspense con ¿Dónde están los niños? Su habilidad para crear intriga y construir complicadas tramas ha hecho de ella una de las más importantes autoras de su género. En el año 1980 gano el Gran premio de literatura policiaca internacional y en el 2000 el premio Grand Master, el mayor premio entregado por Asociación de Escritores de Misterio de EE.UU. También es la autora de otros libros como ¿Dónde te escondes?, Escondido en las sombras, El ultimo adiós, Perdida en su memoria, Por siempre mía, No puedo olvidar tu rostro y muchas más.

El libro trata de una chica llamada Sondra, que tenía un bebé, y por varias razones no podía mantenerlo ni cuidarlo, entonces decidió dejarlo en la puerta de una iglesia en Manhattan, para que lo recogiera monseñor Ferris, que era el que se encontraba habitual. Dio por hecho que monseñor Ferris la vería y la cogería para buscarle una familia, pero desgraciadamente no fue así. Esa misma noche hubo un robo en la iglesia pues un ladrón llamado Lenny entró a coger un cáliz muy valioso pero justo cuando lo tenía, empezó a sonar la alarma y vino la policía. Lenny se dio prisa y salió por la parte de atrás de la iglesia donde se encontraba el cochecito con el bebé dentro. El ladrón pensó que la mejor opción era coger el cochecito e irse andando pues nadie sospecharía de un hombre que paseaba a su bebe y así lo hizo.

Cuando llegó a su casa, en la que también vivía su abuela, dejó el cochecito en el salón sin saber que lo que había dentro era un bebe y de repente este empezó a llorar y la abuela abrió el cochecito y encontró a la pequeña dentro. Le preguntó a Lenny que, como no tenía mucho tiempo para inventarse una buena excusa, le respondió que era su hija, que la madre no se quiso hacer cargo de ella y él había decidido cuidarla. Pasó el tiempo y la niña fue creciendo y la llamaron Stellina. Siete años después, una serie de pistas llevan a la detective Alvirah y a su marido Willy a tratar de desentrañar el dramático enigma.

Mi opinión sobre el libro es bastante buena. Estamos ante una novela que me ha sorprendido porque está llena de intriga lo cual hace que la trama esté cada vez más interesante. También hay partes en las que el libro te sorprende pero la novela en sí es bastante entretenida, incluso hay también partes de suspense. Además es muy sencillo seguirlo desde el primer capítulo y se entiende en todo momento. Lo cierto es que es uno de los mejores libros que he leído hasta ahora y lo recomiendo para todos los públicos, especialmente para aquellas personas a las que les gusten las novelas de suspense.

Ainhoa Varilla Cambelo. 3ºD [IES Isaac Albéniz, Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: