Un hombre, una leyenda

4 10 2016

EL LARGO CAMINO HACIA LA LIBERTAD

MANDELA, Nelson

Aguilar, 2012

Este libro es la autobiografía de Nelson Mandela (Mvezo, 1918 – Johannesburgo, 2013), un activista y político sudafricano que lideró los movimientos contra el apartheid y que, tras una larga lucha y 27 años de cárcel, presidió en 1994 el primer gobierno que ponía fin al régimen racista. Está considerado uno de los grandes campeones de la lucha contra la injusticia del s. XX, junto a Mahatma Gandhi o Martin Luther King.

Su infancia transcurrió entre juegos. Era el hijo del jefe de una tribu y se le puso de nombre Rolihlahla, que significa revoltoso, pero a los siete años, con el fin de que pudiera asistir a la escuela y fue bautizado con el nombre de Nelson en la iglesia de Transkei. Dos años después, tras la muerte de su padre, el pequeño Nelson quedó al cuidado de un primo suyo, el gran jefe Jongintaba y con él tomó conciencia del sentido de la justicia. Cumplidos los 16, pasó a formar parte del consejo tribal; tres años después, en 1937, ingresó en el internado para negros de Ford Hare para cursar estudios superiores. Pero cuando en 1941 supo que el jefe Jongintaba había concertado para él un matrimonio, Mandela abandonó su aldea y partió a Johannesburgo. Vivió pobremente en un suburbio de la ciudad y conoció a Walter Sisulu, con quien trabó una amistad determinante en muchos ámbitos: influyó en sus ideas políticas, le ayudó a conseguir trabajo y a finalizar sus estudios de Derecho y le presentó a su prima Evelyn Mase, con la que se casaría en 1944.

Sisulu captó de inmediato sus dotes de líder y lo introdujo en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión que venían padeciendo los negros sudafricanos. En 1944, Mandela fue uno de los líderes fundadores de la Liga de la Juventud del Congreso, que llegaría a constituir el grupo dominante del ANC; su ideología era un socialismo africano: nacionalista y antirracista. En 1948 llegó al poder en Sudáfrica el Partido Nacional, que institucionalizó la segregación racial creando el régimen del “apartheid”, que prohibía a los negros ocupar puestos de trabajo cualificados y que se extendió a un sistema completo de discriminación social, económica, cultural, política y territorial en perjuicio de los negros. Divorciado de su primera esposa, Mandela se casó en 1958 con Winnie Nomzano.

En 1962 viajó por diversos países africanos recaudando fondos, recibiendo instrucción militar y haciendo propaganda de la causa sudafricana; a su regreso fue detenido y condenado a cinco años de cárcel. Mientras aún estaba en prisión, fue uno de los ocho dirigentes de la Lanza de la Nación declarados culpables de sabotaje, traición y conspiración violenta para derrocar al gobierno en el juicio de Rivonia (1963-1964). Pese a hallarse en cautiverio, ese mismo año fue nombrado presidente del Congreso Nacional Africano. Prisionero durante 27 años (1963-1990) en penosas condiciones, el gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad. Nelson Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, como le llamaban, una figura legendaria que representaba el sufrimiento y la falta de libertad de todos los negros sudafricanos.

Durante aquellos años su esposa Winnie siguió con su lucha, alcanzando importantes posiciones en el Congreso Nacional Africano. Tras su liberación, Mandela, se convirtió en principal interlocutor para negociar el paso del apartheid a una democracia multirracial; pese a la complejidad del proceso, tres años después se puso fin exitosamente a las negociaciones. Mandela y De Klerk compartieron el Premio Nobel de la Paz en 1993. Después, las elecciones de 1994 convirtieron a Mandela en el primer presidente negro de Sudáfrica (1994-1999) y puso en marcha una política de reconciliación nacional.  Además inició el Plan de Reconstrucción y Desarrollo, que destinó grandes cantidades de dinero a mejorar el nivel de vida de los sudafricanos negros en cuestiones como la educación, la vivienda, la sanidad o el empleo. Apartado de la vida política desde 1999, recibió múltiples reconocimientos, si bien sus problemas de salud hicieron cada vez más esporádicas sus apariciones públicas. Pese a su retirada, en 2010 estuvo presente en las ceremonias del Mundial de Fútbol de Sudáfrica.

Recomiendo este libro claramente, no solo porque os permitirá saber más sobre un personaje que ha pasado a la historia, sino por la lección de vida que nos ofrece: de lucha constante contra la injusticia pero también de reconciliación, paz y construcción de un futuro de concordia y convivencia. Aunque el racismo sea el tema principal del libro, también nos da a entender que no hay fronteras, solo nombres que “dividen” a las personas (las  nacionalidades). Asimismo, otro tema que aparece en un segundo plano es que hay que luchar por lo que uno quiere, y que si luchas y te esfuerzas, lo acabarás consiguiendo. Probablemente este libro no me lo habría leído si no me lo hubiesen recomendado, ya que aunque el contenido me guste e interese, no son los libros biográficos los que más atraen a la lectura, como sí me ocurre con los libros de fantasía. Sin embargo, creo que conocer la figura y la vida de Mandela es algo muy importante para todos los jóvenes del s. XXI.

Marta Soto Gómez. 4ºESO [IES Isaac Albéniz, Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: