Detective numérico, letras sospechosas

3 11 2016

ASESINATO EN LETRÓPOLIS

GONZÁLEZ, Yolanda

Edebé, 2011

La autora de esta novela es Yolanda González (Mérida, 1965), una escritora que está licenciada en Filología Árabe. Durante unos años trabajó como traductora, crítica literaria, y profesora de creación, recibió el premio de novela Café Gijón por su novela para adultos Las llamas tiemblan. También es autora de la novela juvenil Las dunas azules. El azar la llevó al desierto occidental de Egipto en 2004 y ese territorio se convirtió en destino literario durante varios años, publicando el libro Lejos como resultado de esa intensa experiencia vital e intelectual. Actualmente vive en Francia, está casada y tiene dos hijos.

Todo ocurrió en una ciudad llamada Letrópolis. Un  día cualquiera que se hizo único ya que de repente murió asesinada una letra. ¿Por qué?… Todos se quedaron sorprendidos ya que pensaban que solo los humanos podían morir y que las letras eran inmortales. Sin embargo, vieron un cuerpo recto en el suelo y el detective 8 se hizo cargo de la investigación. A pesar de las hipótesis de las demás letras, el detective determinó que era una O cortada y puesta en el suelo en línea recta. El asesinato ocurrió en la plaza del barrio de la Ortografía, donde están los colegios en los que las letras estudiaban. Estas no pueden irse con cualquier letra porque cometerían una falta de ortografía y además pueden elegir ser letras buenas o malas; es decir, juntarse con otras letras para formar palabras como amor, esperanza, etc. o ser una mala letra y formar palabras negativas como por ejemplo violencia, matar, etc. Además las palabras malas eran perseguidas por las autoridades de Letrópolis, y nadie quería formar parte de una de ellas ya que podían ser detenidas. Pero lo importante era que en el Barrio Ortográfico había solo una preocupación: qué harían sin la letra “o”. Además, el inspector 8 era el peor de todos los agentes pues le encantaba comer rosquillas  y aros de caramelo, que tienen forma de “o”. Alguien había quebrado la unión de Letrópolis y ahora todas las letras eran más conscientes de que por sí solas no servían, no tenían sentido, ni fuerza, ni voz…

Habían pasado 36 minutos y 36 segundos desde el crimen y el inspector 8 no sabía qué hacer. Miraba a todo los lados y no se le ocurría nada para poner solución a lo que estaba pasando, ni siquiera alguna medida de emergencia. Pero de repente apareció un coche camuflado que parecía ser de la policía secreta, dentro del cual había dos agentes llamados Cuestión y Coma. Ambos intentarán ayudar al inspector 8 a resolver el gran problema sin aparente solución… ¿Lo conseguirán? ¿Cómo acabará este complicado caso de asesinato? ¿Quiénes son los principales sospechosos?

Mi opinión es que este libro es muy interesante sobre todo para las personas a las que les gusten las novelas policiacas. Además es una novela bastante original y especial porque no es común ni los personajes (letras y números), ni el lugar donde transcurren los hechos (Letrópolis, el país de las letras y las palabras). Otro de los valores del libro es que te enseña reglas ortográficas de nuestra lengua de una manera humorística e imaginativa. En conclusión, lo recomiendo sinceramente porque es muy interesante y divertido a la vez, sobre todo por los nombres que la autora pone a los personajes, a las calles y barrios…

Iván Antonio Díaz. 4ºESO [IES Isaac Albéniz, Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: