Los problemas de Alicia

23 01 2017

MALDITAS MATEMÁTICAS

FRABETTI, Carlo

Alfaguara, 2000

El autor de esta novela se llama Carlo Frabetti (Bolonia, 1945), un matemático, escritor, guionista de televisión y crítico de cómics italiano que reside en España desde que tenía 8 años. Habitualmente escribe en castellano y cultiva asiduamente la divulgación científica y la literatura infantil y juvenil. Ha trabajado como guionista de destacados programas infantiles de televisión: La bola de cristal, El duende de globo y Colorín, colorado. En su trayectoria literaria ha obtenido el premio Jaén de narrativa juvenil por el libro titulado El gran juego y fue finalista del mismo con El ángel terrible. Asimismo también logró el premio Barco de vapor en 2007 por la novela Calvina. Otros de sus libros más conocidos son El mundo flotante, El palacio de las mil puertas y Liberinto.

Esta historia comienza con Alicia en un parque haciendo las tareas de matemáticas, pero no le gustaban nada ya que le resultan difíciles y aburridas. En ese momento aparece un señor muy alto y vestido a la antigua llamado Charlie, que escuchó a Alicia decir eso sobre las matemáticas. Él la interrumpió y empezó a explicarle que si no existieran las matemáticas no sabría ni su edad ni nada. Estuvieron hablando un rato y el hombre le contaba historias y una era que un pastor solo tenía una oveja y no le hacía falta contarla porque solo veía a una y a veces la veía y otras no pero Alicia ya se sabía esa historia. Por eso le pidió a Charlie que le contara más historias de esas pero le propuso dar un paseo y llegaron como a un agujero por el que entraron y Alicia lo siguió sin darse cuenta.

Después entraron en un precioso laberinto lleno de flores. Ella dijo que conocía ese sitio que era el país de las maravillas de Alicia, pero el señor le respondió que era el país de los números. Estuvieron mucho tiempo caminando por aquel laberinto y de repente escucharon un ruido y Alicia se asustó. Charlie le comentó que era el monstruo del laberinto, un minotauro dueño del laberinto que vivía con una mino-vaca. Alicia se encontró con esta y se enfadó al verla, por lo que le puso una prueba a la niña relacionada con las tablas de multiplicar. A continuación, siguieron caminando hasta que llegaron a un bosque que estaba lleno de árboles sin hojas y Charlie le enseñó el sistema decimal y los números primos. Alicia y Charlie continuaron caminando por el bosque y vieron a una tortuga que en el caparazón tenía algo dibujado: los signos que representaban los números del 1 al 9. Charlie le dijo a Alicia que pensara en un número del 1 al 15 y ella escogió el 9, él lo adivinó enseguida y se quedó sorprendida. Poco a poco, Charlie le preguntaba operaciones de matemáticas más difíciles y ella ya iba entendiendo las malditas matemáticas, como Alicia las llamaba.

Mi opinión sobre esta novela es bastante positiva. Cuanto más avanzaba Alicia en su viaje por el país de los números, y yo con la lectura, más aprendíamos las dos sobre las matemáticas. Para ello resulta muy importante la ayuda de Charlie, pues es el que explica para qué sirven las matemáticas y el que pone pruebas o tareas para seguir avanzando por el país. Son precisamente esas pruebas las que enseñan a Alicia y le sirven de mucha ayuda para dejar de odiar “las malditas matemáticas”. En conclusión, me ha gustado mucho esta historia pues cada vez era más interesante.

Ana Alicia Carmona Malato. 2ºC [IES Isaac Albéniz, Leganés]

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: