Dale al Play

12 08 2017

POR TRECE RAZONES

ASHER, Jay

Ámbar, 2010

El autor de esta novela es Jay Asher (Arcadia –California–, 1975), un escritor estadounidense que se crio en una familia que alentó todos sus intereses, desde tocar la guitarra hasta su escritura. Asistió a la universidad después de graduarse en el Instituto de San Luis Obispo. Fue allí donde escribió sus dos primeros libros infantiles. Después de secundaria, había decidido que quería ser profesor en una escuela primaria. Más tarde se trasladó a la Universidad Estatal Politécnica de California, donde dejó su último año con el fin de seguir su carrera como un escritor. A lo largo de su vida ha trabajado en diversos oficios: vendedor en una tienda de zapatos, bibliotecario, librero… Muchas de sus experiencias de trabajo han tenido un impacto en algún aspecto de su escritura. Asher escribió su primera novela, Por trece razones, después de la visita que hizo a un museo, donde se sorprendió, mientras escuchaba el audio-tour, del sonido de la voz de una mujer que describía exactamente lo que estaba viendo sin estar allí. En 2011 publicó su segunda novela The Future of Us. Y finalmente en 2016 What Light.

No se puede detener el presente, ni tampoco rebobinar el pasado. El único modo de llegar a conocer el secreto… es darle al PLAY. Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro. Un día, al llegar a su casa, se encuentra en el porche una caja de zapatos, sin remitente, en la que pone su nombre. En el contenido de la caja encuentra envueltas un total de siete cintas de grabación, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clase que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone volver a oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. “Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, luego las pasas” dice Hannah en la primera grabación.

¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas? Clay va desentrañando los motivos que le llevaron a Hannah al suicidio, se irá obsesionando con las grabaciones y recorrerá puntos de la ciudad con un mapa que ella misma le ha proporcionado. Pero he aquí un viaje distinto del esperado, un viaje donde el punto de llegada es precisamente el mismo que el de partida y en el que solo hacen falta unos nuevos ojos para verlo todo como por vez primera. Hannah irá desgranando poco a poco su vida en un intento de poner de manifiesto las consecuencias, grandes o pequeñas, de las cosas que hacemos y dejamos de hacer, y que cambian el mundo a veces sin darnos cuenta.

Es una novela con una historia ficticia, pero muy fiel a la realidad. Trata temas serios e importantes de los que se deberían hablar más, como el suicidio o el “bullying”. Proporciona un punto de vista acerca de problemas psicológicos y sociales. La trama es bastante interesante y consigue atraparte, puesto que, al ir escuchando las cintas, vas descubriendo los motivos que llevado a Hannah a suicidarse. Creo que la novela está dirigida a un público juvenil, porque habla de relaciones, cualquier cosa que dices, incluso si es insignificante, rumores inconscientes, que pueden arrasar tu autoestima, pero podría estar dirigido perfectamente a un público adulto, ya que muchos padres no conocen por las diferentes situaciones que pasan sus hijos, y que de esta manera encuentren una solución, o una alternativa diferente para ayudarlos.

El que narra es Clay, pero al escuchar las cintas, la que lo hace es Hannah, por lo que podemos ver ambas perspectivas. Antes de leerme el libro, leí muchas críticas sobre lo inverosímil y lo falso de las razones de Hannah para suicidarse; después de haberlo leído no comparto esta crítica ya que todo tiene un fondo. Lo que a una persona le puede parecer una tontería, para otra puede significar el mayor problema con el que jamás se ha encontrado, ya sea por razones de su pasado o personales. Sin embargo, a Hannah una minúscula bola de nieve, cada vez se le va haciendo más grande y llega a un punto en el que se odia tanto a sí misma que le da igual cómo está y qué le pasa. Hannah habla con rencor de los que la empujaron al suicidio y no lo hace por venganza sino por dolor y eso se ve bien en el libro.

Citaría muchas frases del libro, pero es mejor leerlo. Lo recomiendo a todo el mundo, por el simple hecho de que ayuda a concienciarnos sobre nuestras propias acciones y lo que nos rodea. Además la adaptación en formato serie de Netflix, estrenada el pasado 31 de marzo, está bastante bien. Consta de 13 episodios, y pese a que cambian ciertos aspectos de la novela, por ejemplo, la forma en la que Hannah se suicida, diría que me ha gustado incluso algo más que el libro.

Lidia Arias de Castro. 1°C Bachillerato [IES Isaac Albéniz. Leganés]

Anuncios







A %d blogueros les gusta esto: